A voltes amb el cas Urbanor (Los Albertos), el Tribunal Suprem i el Constitucional s’enfronten obertament sobre les seves competències. Es publicava en premsa el següent:

El Tribunal Supremo considera que el Tribunal Constitucional, en la interpretación que ha dado a la prescripción penal en el ‘caso Urbanor’, desconoce “su esencia” y ha hecho una interpretación de la legalidad ordinaria que sólo le corresponde al primero de estos órganos.

Así lo ha acordado la Sala general de la Sala de lo Penal del Supremo tras estudiar la sentencia del Constitucional que revocó la condena dictada por el TS contra los empresarios Alberto Cortina y Alberto Alcocer por estafa y falsedad en la venta de la sociedad Urbanor.

Tras el análisis de dicha sentencia, según un comunicado del Supremo, la Sala de lo Penal ha acordado mantener su actual jurisprudencia sobre la interrupción del plazo de prescripción de los delitos, asunto sobre el que ambos tribunales discrepan.