Sentència del Tribunal Suprem de 11 d’octubre de 2007.

“Es objeto del presente recurso de casación el auto dictado por la Audiencia Nacional que inadmitió el recurso contencioso-administrativo deducido frente a desestimación de la solicitud formulada ante el Ministro de Administraciones Públicas, sobre incoación de procedimiento para la exigencia de responsabilidad patrimonial a determinadas autoridades, al haberse apreciado la falta de legitimación del recurrente, toda vez que éste no ostentaba un derecho o interés legítimo, pues no podía obtener beneficio alguno, directo o indirecto, en que se iniciase un procedimiento de reintegro de los 2,3 millones de euros empleados por la Administración, sin que el simple interés en la legalidad y buen uso de los caudales públicos sea suficiente para legitimar al recurrente a la hora de interponer el recurso contencioso. El Tribunal Supremo inadmite la casación, pues para recurrir un auto en los supuestos del art. 87 de la Ley 29/1998, es requisito imprescindible la previa interposición del recurso de súplica ante el órgano judicial autor del auto, lo que en este supuesto fue omitido, habiendo advertido la Sala a la parte la procedencia del recurso de súplica y sin que el hecho de que hubiera un trámite previo de inadmisión haga perder sentido al referido recurso.”
La podeu trobar íntegra al portal Iustel.