La Comissió Europea es pronuncia a favor de que les Administracions Públiques i les Empreses estiguin exemptes del cànon digital.

La Comissió Europea afirma que el cànon no pot aplicar-se de forma indiscriminada, en especial, a empreses i administracions.

“Sólo deben gravarse con cánones los soportes y equipos que puedan utilizarse, y que efectivamente se utilicen en medida apreciable, para hacer copias destinadas a uso privado.”

El Comisario europeo de Mercado Interior y Servicios, Charlie McCreevy, en nombre de la Comisión Europea asegura haber estudiado los sistemas de compensación durante 2006 y constata que son injustos porque pagan tanto los consumidores que realizan actos de copia privada como los que no y porque el canon se aplica a soportes y aparatos -lápices USB, DVDs. vírgenes (utilizados con frecuencia para hacer copias de seguridad de ficheros informáticos), ordenadores personales (PC) y otros- que pueden utilizarse para realizar copias privadas, pero que sirven también para otros fines.
El Comisario Europeo concluye diciendo que sólo deben gravarse con cánones los soportes y equipos que puedan utilizarse, y que efectivamente se utilicen en medida apreciable, para hacer copias realmente destinadas a uso privado. Además, considera que los equipos utilizados con fines comerciales, como es el caso de las empresas y/o Administraciones Públicas, no deberían gravarse con cánones, pues ello supone ir claramente más allá de la necesaria compensación por actos autorizados (es decir, la copia privada), con arreglo a lo dispuesto en la Directiva 2001/29 del Parlamento Europeo.